Una tasación inmobiliaria consiste en la valoración de un inmueble de acuerdo con unos criterios establecidos por el mercado. 

Para llevar a cabo una tasación se debe realizar una identificación física del inmueble, concretar su localización, superficie, características y estado aparente.

 Además, se debe confirmar el estado de ocupación y su uso o explotación, así como si está acogido a algún régimen de protección pública o del patrimonio arquitectónico.

Existen diferentes métodos a la hora de realizar una tasación, el del coste, el de comparación, el de actualización de rentas y el residual, el valor hipotecario y el valor de reemplazamiento. 

Toda valoración debe ser realizada por un profesional que calculará el valor del inmueble de acuerdo a unas normas de valoración.

Más información.



Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted